0€ 0

Cuerdas guitarra española

Mostrando todos los resultados 5

Cómo elegir qué tipo de cuerdas para guitarra clasica comprar

Las cuerdas de instrumentos acústicos como la guitarra española cobran una vital importancia ya que, después del ejecutante, las maderas y la construcción, suponen el elemento más importante para producir el sonido de este instrumento de origen milenario.

La peculiaridad de las cuerdas para guitarra española es que las tres primeras cuerdas (Mi, Si, Sol) se suelen hacer de un solo filamento o hilo (ya sea nylon, carbono o titanio) mientras que las tres últimas se denomina “multifilamento” porque se usan varios hilos, normalmente entorchados a un núcleo interior construido de algún material flexible.

Materiales

El Nylon el material más usado y, por tanto, al haber más oferta, además de más variedad donde elegir suelen ser las más económicas. Es un material relativamente estable, aunque tras un uso prolongado y fuerte se suelen deformar y gastar, lo que impide que afinen correctamente. El timbre que producen se podría definir como clásico, con poco volumen en comparación con otros materiales, pero dulce, con un tacto muy suave que facilita la interpretación.

  • Las cuerdas de carbono son muy parecidas a las de nylon. Son más duras al tacto y tardan más en asentar la afinación, pero una vez lo hacen, son muy precisas. Su tono es más metálico, menos dulce, que las de nylon.
  • Las cuerdas de titanio son de composición sintética como el nylon, pero modificadas para que tenga una respuesta tímbrica más brillante. Una de las ventajas principales es que al tacto son muy parecidas al nylon y la afinación se asienta muy rápidamente.
  • Las cuerdas de composite, en cuanto brillo, estaría entre el del nylon y el carbono. El tacto es parecido al del nylon y la afinación es la que se asienta de manera más rápida, cuando están nuevas, producen un chirrido mayor que el de otras cuerdas que va cediendo a medida que se usen.

Por último, los bordones (Re, La, Mi) son típicamente multifilamento, y la variedad es enorme ya que, prácticamente cada fabricante tiene su propia fórmula. Es por esto que aquí es mejor remitirse al propio fabricante, que suele informar de las características de sus cuerdas y, sobre todo, probar varios juegos hasta encontrar el que más os guste.

Tensión

A la hora de elegir el tipo de tensión (básicamente la fuerza que ejerce la cuerda desde el puente hasta la cejilla) hay que analizar el uso que les vamos a dar, nuestra técnica al tocar y las características del instrumento en el que las vayamos a poner. A mayor tensión obtendremos un sonido más pleno, pero es más duro para la mano. Y al contrario, cuanto menor la tensión, más débil el sonido pero más cómodo a la mano.

Una regla general suele ser reservar las cuerdas de tensión alta para cuando vayamos a tocar en directo o hacer una grabación, a si vamos a tocar estilos muy percusivos como el flamenco. Podemos usar tensión blanda o media para estudiar o practicar, o en caso de que no tengamos suficiente fuerza en la mano, lo que puede prevenir lesiones. Pero, como siempre, lo mejor es ir probando diferentes hasta que encontremos la más apropiada a nuestras necesidades.