Cuerdas guitarra eléctrica

Mostrando 1–24 de 35 resultados

Tediendo en cuenta la enorme variedad de marcas, precios y ofertas que la industria de cuerdas para guitarra eléctrica nos ofrece, elegir bien el modelo adecuado puede resultar algo confuso. Para facilitar tu elección, a continuación resumimos algunos aspectos importantes que deberías considerar:

Calibre: Esto se refiere al grosor de cada una de las cuerdas. El más popular y el que debes elegir en caso de duda es el .010–.046, correspondiente al tamaño medio. La cifra .010 hace referencia al calibre más delgado, el de la cuerda 1, mientras que .046 es el más ancho o cuerda 6. Otro tamaño muy popular es el light, cuyas medidas son .009–.042. Estas cuerdas al ser más estrechas requieren menos esfuerzo y son más óptimas para bendings. Si tu manera de tocar es suave y veloz, o tocas muchas horas al día, sin duda estas son tus cuerdas. Ahora bien, menos tensión implica que el sonido tiene menos presencia y la afinación menos estable. Exactamente lo contrario a estas últimas es la ta tercera opción de cuerdas que queremos destacar. Las cuerdas con calibre .011–.048 corresponden al tamaño heavy. Son más duras y más difíciles de estripar, pero también más resistentes y permiten rasgar con fuerza. Debido a su grosor, el tono resultante es más grave y poderoso. Más allá de estas tres medidas, existen opciones y combinaciones para todos los gustos. El mejor grosor siempre será aquel que encaje con tu sonido y estilo de tocar. Esta sería nuestra recomendación:

  • Light: Adecuadas para realizar solos, fingerpicks o bendings. También se recomiendan para guitarras vintage porque ejercen menos presión en el mástil
  • Medium: Es el grosor más versátil. Para guitarristas que combinen tocar con púa o dedo, acordes y solos.
  • Heavy: Para los guitarristas a quienes les gusta rasguear acordes con fuerza. Son más resistentes y soportan mayor tensión. Ideales para jazz o para tocar en acústico porque tienen más volumen y sustain.

Materiales: Las cuerdas para guitarra eléctrica suelen estar formadas por un cable de acero, que puede estar entorchado o sin entorchar (wound o unwound). La gran diferencia entre unas cuerdas y otras radica precisamente en el recubrimiento. El más popular es el bañado en níquel (nickel-plated) ya que proporciona una buena combinación de calidez y brillo. También es muy apreciado el de níquel puro (pure nickel) por ser más cálido y con un tono más vintage. Las de acero inoxidable (stainless steel) son más resistentes y ofrecen más sustain. Existen otros materiales como el cobalto, el cobre o el cromo, pero muchos menos habituales.

Entorchado: Las cuerdas de entorchado redondo (roundwound) son las más estándar y consisten en un cable circular enrollado sobre el núcleo. Son las cuerdas guitarra eléctrica más baratas y más populares. En cambio las cuerdas de entorchado plano (flatwound) cuentan con una envoltura de cinta plana. La diferencia entre ambas es el tacto más aspero de las roundwound, y más suave en la superficie pulida de las flatwound. En cuanto al sonido, estas últimas ofrecen un timbre más cálido, melódico y suave, ideales para jazz. Las de entorchado redondo tienen un tono más brillante y agresivo. Su sonido es más definido y por ello se pronuncian más los ruidos de los dedos a la hora de tocar. El el más habitual en rock y blues.

Núcleo: Por último, el núcleo de la cuerdas 4, 5 y 6 puede tener una forma circular o hexagonal para obtener una mayor fijación del enrollado y evitar que el bobinado se deslice. La sección hexagonal añade más brillo al sonido debido al espacio vacío creado entre el núcleo y el entorchado externo. Aunque inventado por cuerdas D’Addario, el núcleo hexagonal se han convertido en un estándar de casi todos los fabricantes. Por su parte, el núcleo redondo brinda un tono más cálido y vintage.

Recubrimiento: Con el fin de aumentar la durabilidad de las cuerdas, fabricantes como cuerdas Elixir han apostado por recubrir sus cuerdas (coating) para evitar la acumulación de suciedad y la la corrosión de las cuerdas. Este tipo de juegos son algo más caros pero pero aseguran una mayor resistencia y una prolongación de la afinación de tu guitarra eléctrica. También tienen un tacto más suave y chirrian menos. A pesar de sus ventajas, sus detractores afirman que con el recubrimiento se pierde brillo y sustain.

Como vemos, comprar cuerdas para guitara eléctrica depende de los factores que queramos priorizar, ya sea durabilidad, brillo o suavidad. No obstante las mejores cuerdas siempre serán siempre las que mejor encajen con nuestra manera de tocar, y la elección personal depende únicamente de la percepción musical de cada guitarrista. Recomendamos que pruebes y experimentes con cada una de ellas para encontrar las que más encajen con tu propio sonido.

Leer más