Tipos de guitarra

Si te decimos que la guitarra es uno de los instrumentos más utilizados a nivel mundial no te costará creernos, ¿verdad? El origen de este instrumento tan popular no está demasiado claro. En la antigüedad ya se utilizaban numerosos instrumentos similares como el sitar, la cítara o la lira. Y en la actualidad nos encontramos con innumerables tipos de guitarra. Para todos los gustos, vaya. Y, aunque existen muchas clasificaciones, en Fanatic Guitars nos gusta diferenciar, a (muy) grandes rasgos, entre las guitarras acústicas, las guitarras eléctricas y las clásicas o españolas.

  1. Guitarras acústicas
  2. Guitarras eléctricas
  3. Guitarras clásicas

1. Guitarras acústicas

Las guitarras acústicas se caracterizan principalmente por ser un instrumento de caja hueca encordada con unas cuerdas metálicas. Son ricas en armónicos y muy populares sobre todo en la música americana.

Las hay más convencionales con 6 cuerdas, pero también las hay de 12, y según su manera de difundir sonido las clasificamos en acústicas o electroacústicas. La diferencia principal es que las electroacústicas cuentan con un previo instalado en el propio cuerpo que se encarga de microfonear y amplificar el sonido.

Muchas veces hablando de guitarras acústicas aparecen términos como Jumbo, Dreadnought, Parlour… estos nombres hacen referencia a las distintas medidas y formas de guitarra acústica. Cada una tiene su definición tímbrica con un tono y proyección particulares. Cuánta más caja, más resonancia; cuánto más fondo, más proyección…

  • Dreadnought: la forma más típica de una acústica y el estándar de las acústicas con cuerdas de metal. Se utiliza tanto en rítmica como en picking. Su proyección de sonido es óptima y suena muy bien en los graves. La forma del cuerpo es algo más cuadrada que en las guitarras clásicas y en otros tipos de acústicas. Esta forma fue desarrollada por C.F Martin & Co. y a día de hoy se continúa asociando con su nombre.
  • Jumbo: es más bien redondeada y de «talla» un poco más grande. Aunque las Jumbo presentan a menudo un tono suave y equilibrado, su forma fue pensada para proporcionar el máximo volumen. Es especialmente popular entre los cantantes de Country y Folk americanos.
  • Auditorium: de concierto o gran concierto. Producen, en general, un sonido muy equilibrado, pero con menor proyección y menos potencia rítmica. A camino entre una guitarra tipo Folk y una Jumbo.
  • Parlour: un modelo diseñado especialmente para tocar fingerstyle. Muy manejable, de caja pequeña con 12 trastes libres, pero una sonoridad sorprendente. Se usa sobre todo en blues clásico y rag.
  • Estilo folk: guitarras más bien pequeñas, con poca resonancia pero mucho brillo. Son algo así como el contrario a las Jumbo, porque tienen menos volumen pero más definición.
  • Resonadores o dobro: guitarras típicas para estilos bluegrass y country. De corte sureño y estética vintage

Al hablar de guitarras acústicas, la principal distinción que se acostumbra a hacer es entre las que llevan cuerdas de nylon y las que llevan cuerdas de acero. Las de nylon son más típicas para la música clásica o el flamenco, mientras que las de acero se acostumbran a usar en el rock, el jazz o el folk, por ejemplo.

El cuerpo, como hemos visto, es el aspecto que más varía el sonido, comodidad y aspecto de la guitarra. Pero aparte de tener en cuenta el cuerpo, si estás planteándote comprar una acústica, también puedes fijarte en:

El cutaway: es el corte que llevan algunas guitarras a partir del traste 14, que ayuda a alcanzar los trastes más altos de forma más cómoda.

Electrónica: como hemos mencionado anteriormente, vale la pena diferenciar entre guitarras acústicas y electroacústicas. Si no sabes por cuál decantarte hazte esta sencilla pregunta: ¿vas a querer tocar la guitarra enchufada o no? Para poder tocar en directos te recomendamos tener una electroacústica; estas cuentan con un previo que capta el sonido de la caja de resonancia para poder enviarlo por línea. Evidentemente hay que decir que cualquier guitarra acústica se puede electrificar, pero siempre el resultado es mejor si compras una guitarra ya electrificada. Al colocar el previo, la caja de resonancia puede sufrir variaciones; por eso marcas como Martin cuidan mucho sus cajas y utilizan previos pequeños para no quitar sonoridad a la caja.

El material de la guitarra: la madera de una acústica puede ser maciza o laminada. Por regla general, la madera maciza es de mayor calidad y ofrece una mayor prolongación y nitidez de sonido, pero hay guitarras laminadas con calidad de sonido muy buena.

Algunas míticas guitarras acústicas son la Martin D-18E de Kurt Cobain que usó en el MTV Unplugged de Nirvana en 1993, la Takamine F455s de Bob Dylan o la Martin LX1E de Ed Sheeran

2. Guitarras eléctricas

Las guitarras eléctricas son las que tienen uno o más transductores electromagnéticos – o lo que vienen a ser “pastillas”- que convierten las vibraciones de las cuerdas en señales eléctricas que podemos amplificar y procesar. Las dividimos en tres grupos fundamentales:

De cuerpo sólido

No tienen caja de resonancia, así que su cuerpo es una pieza maciza en la que encontramos las pastillas.

Normalmente son las guitarras que se usan para tocar rock. Ahora bien, también puedes usarlas en otros géneros. Algunos modelos célebres son la Telecaster de Fender, la Les Paul de Gibson o la Jackson King.

La clasificación por tipos de cuerpo es mucho más extensa y para obtener más información te remitimos a este otro artículos específico sobre tipos de guitarra eléctrica.

De cuerpo semisólido (Semi-Hollow)

Acostumbran a tener agujeros al exterior con formas en “f” similares a la caja de resonancia que tienen los violines u otros instrumentos acústicos.

Son un híbrido entremedio de las de cuerpo sólido y las de cuerpo hueco. De esa forma, son ideales para el rock, el blues y el jazz. Por ejemplo, si te gusta el rock pero no quieres descartar otros estilos, esta será tu guitarra ideal.

De cuerpo hueco (HollowBody)

Históricamente estas fueron las primeras en inventarse, ya que derivan de guitarras de caja a las que en un principio se incorporaba un micrófono para poderse escuchar en bandas de jazz.

Estas guitarras dan un toque más acústico, pudiéndose utilizar en distintos estilos, pero sobre todo el jazz y el blues. Algunas célebres son las Rickenbaker, Gretsch, Epiphone…

Una guitarra eléctrica necesita siempre ser conectada a un amplificador o a un sistema de amplificación mediante un cable.

No nos olvidamos de las guitarras electroacústicas. Como hemos comentado anteriormente, estas son las guitarras acústicas a las que se han añadido pastillas (o micrófonos o transductores) para amplificar su sonido.

3. Guitarras españolas / clásicas

A diferencia de la eléctrica y la acústica, la española utiliza cuerdas de nylon junto con cuerdas entorchadas metálicas. Como resultado, estas cuerdas producen un sonido mucho más dulce y natural (muy característico del flamenco).

Aunque en muchas clasificaciones se tiene en cuenta a la guitarra española dentro del grupo de las acústicas, nosotros preferimos sacarlas de ese saco, ya que a nuestro parecer estas guitarras tienen entidad e historia propia y, más que eso, son el origen de todas las guitarras que conocemos ahora. Por algo se las llama “guitarras clásicas”.

La principal diferencia entre una española frente a una acústica o eléctrica la vemos en el diapasón, ya que el de la española es mucho más ancho, plano y sin curvatura. En cuanto al resto de características como la tapa, los aros, el fondo, la construcción o la afinación, es igual a una acústica.

No debemos olvidar que las guitarras españolas son muy distintas entre ellas y por ello la transición de una a otra para un músico suele ser costosa. Cada guitarra es un mundo, por así decirlo.

Algunos nombres célebres de la guitarra clásica del pasado y la actualidad son Paco de Lucía, Pepe Romero, Leo Brouwer, Narciso Yepes, Andrés Segovia, Sharon Isbin y Dušan Bogdanović.

Guitarras flamencas

Su origen está en el diseño de la clásica, pero con ciertas modificaciones para adaptarse a las necesidades del flamenco. Su tamaño es ligeramente menor que el de la clásica, además de distintas maderas y otras variaciones que la hacen menos resonante pero más percusiva.

Además de la clasificación que os hemos hecho, existen una serie de guitarras que se salen del imaginario de “guitarra tradicional”, como la guitar synth (que tiene un sintetizador incorporado), la guitarra fretless (con un mástil completamente liso, sin trastes), la harp guitar (guitarra arpa), la guitarra de siete cuerdas o la guitarra con doble diapasón.

Más adelante vamos a adentrarnos en las distintas guitarras que podemos encontrar en cada uno de estos grupos. ¡Que no son pocas! Así que os animamos a seguir echando un vistazo a nuestro blog.