Visitamos la fabrica de Taylor en California