Entrevista a Paul Reed Smith

Durante el showroom 2017 que PRS Guitars celebró en Londres, tuvimos el honor de entrevistar a uno de los mejores y más relevantes fabricantes de guitarras del mundo. Paul Reed Smith nos concedió una interesente entrevista para hablarnos del pasado, presente y futuro de la que es una de nuestras marcas favoritas de guitarras eléctricas.

Hola Paul, queríamos preguntarte sobre la visión detrás del tono de los instrumentos, ya que es sobrecogedora la capacidad que tiene PRS cada año de mejorar como marca con nuevos modelos, nuevos sonidos, nuevas expectativas… Siempre quedamos estupefactos. ¿Cómo es la visión del hombre que está detrás de todo esto? Un hombre que empieza en un punto muy elevado y luego va hacia otro punto aún más alto del que provenía.

Es una pregunta muy interesante. La cuerda crea todos los armónicos. Si tú pones las mismas cuerdas de nailon en 10 guitarras clásicas, todas ellas van a sonar diferente con las mismas cuerdas y el mismo guitarrista. Las cuerdas tienen todo el contenido armónico y la guitarra cambia ese contenido armónico. Lo que yo quiero es que sacar todos los elementos pero sin que el sonido suene como si te estuvieran hablando al oído. Con el paso del tiempo hicimos el sonido de las guitarras más claro, más claro y más claro. Pero solo podemos hacer esto si el sustain es mejor, mejor y mejor. Si la guitarra no tiene sustain, las frecuencias agudas son malas. Si en cambio tiene sustain, las frecuencias agudas son bonitas.

¿Cómo puedes hacer las pastillas con menos vueltas de bobinado y sonar más y más musical? Sólo puedes hacerlo si la guitarra suena mejor y mejor. No importa qué micrófono le pongas a Barbra Streisand, no va a sonar como Paul Rodgers. Además de las pastillas y los micrófonos también necesito el mejor cantante. En mi mente no hay tanto una visión sobre ello, sino más bien una lenta graduación hacia un tono vintage.

Imagina un violín Stradivarius. Tiene muchos agudos, medios y bajos, pero ninguno de ellos es sobrecogedor, y se mezclan de una manera muy bonita entre ellos. En la guitarra es lo mismo. Muchos graves, muchos buenos medios, con un buen montón de agudos que combinan de una manera hermosa, así el guitarrista puede sacar lo que quiera de la guitarra. Es mucho más esto que cualquier tipo de visión, yo lo veo más como un viaje.

Nosotros tratamos de hacer una guitarra de $150.000 por $4.000, lo cual es un chollo. Tratamos de hacer algo especial para ellos. Con la guitarra que lleva John Mayer en su tour, intentamos recrear el tono de Jerry Garcia. Nunca conocí a Jerry García pero tenemos los conocimientos para fabricar ese instrumento.

Ya sabes lo buen guitarrista que es John Mayer, así como Carlos Santana, John McLaughlin, Neal Schon, Mark Tremonti, Mark Holcomb o David Grissom. Son increíbles. Es bonito ver como tocan nuestros instrumentos.

Y además todo el espectro musical que cubren estos músicos es totalmente diferente. Es maravilloso que puedes alcanzar gente del metal, rock, blues, pop…

Porque yo estoy haciendo una herramienta para poder hacer un trabajo. Es lo mismo que un ordenador, con el que se hacen trabajos diferentes dependiendo de quien lo use.

Nos sorprende que las diferencias sonoras que hay entre por ejemplo 3 unidades del mismo instrumento, como pudimos ver en las diferentes unidades de 594 que nos llegaron. Es como si cada uno de ellos tuviera su propia voz. Como si la gente trabajara para desarrollar la voz única de cada instrumento y la madera estuviera viva.

Las guitarras tendrían que estar girando alrededor de una sola cosa, pero nunca es sólo una. En esos modelos de 594 la diferencia entre ellas no era la madera, sino el puente y la cejilla. Puedo intercambiar el puente y la cejilla entre cada una de ellas y la guitarra cambiará. No es solo la madera, sino los trastes, el puente, la cejilla, los clavijeros… todo esta crea las diferencias. El mercado de las guitarras es como el de los violines Stradivarius. La gente dice que el motivo del sonido de los Stradivarius es el tiempo de la madera. Y es verdad, la madera es la responsable. También dicen que el motivo son los hongos de la madera. Pero lo que nunca te dicen es que el secreto de los violines Stradivarius es que nuestros antepasados sabían como construirlos. Es cuanto a esas guitarras que suenan diferentes, sé lo suficiente como para afirmar que la diferencia está más en el puente que en las maderas.

Dicho esto, si tiene una madera húmeda y la otra seca, vas a oír una gran diferencia. Si una está encolada y la otra no,  o si una tiene un acabado suave y la otra un acabado más grueso, también vas a oír una gran diferencia. Pero esas guitarras están hechas el mismo día, con el mismo tronco. Así que no es solo la madera. En esas guitarras la diferencia está en el puente.

Pero eso tiene sentido. Diez stratos hechas en los años 60 el mismo día y todas suenan diferentes. Vas a decirme que son las pastillas, o que son las maderas, pero quizás sea algo más. So también los afinadores, la cejilla, el puente, los trastes, el ángulo del mástil… todo este tipo de cosas. Y puedes continuar y seguir. Así que nunca te centres en una sola cosa ya que se trata de una combinación.

¿Por qué los Rolling Stones son una gran banda? ¿Es debido a Keith Richards? ¿Entonces Mick Jagger no tiene nada que ver con ello? ¿Ni el batería, ni el bajista, ni quien escribe las canciones? Y así podríamos continuar enumerando cosas. ¿Sin cuál de los Beatles seguirían siendo la misma banda? Sin ninguno de ellos. Así es como funciona todo, es una combinación mágica de cosas.

Más información: PRS Guitars