¿Qué es el acabado en nitrocelulosa en una guitarra?

Publicado el

Una de las preguntas que más nos realizan los clientes es qué acabado es mejor para su instrumento: ¿poliuretano o nitrocelulosa?

Como siempre, la respuesta no es categórica, ya que ambos tienen sus ventajas y desventajas. Para los que tenéis prisa, la respuesta corta es que, si buscas aprovechar al máximo la resonancia de la madera, entonces quizás te conviene más un acabado en nitro, aunque eso sí, tendrás que tener mucho más cuidado con la guitarra ya que es bastante más delicada.

En cambio, si quieres que tu guitarra parezca nueva por los siglos de los siglos y esté más protegida de las inclemencias exteriores, entonces poliuretano sería lo adecuado.

Y ahora, para los que queráis ir un poquito más en profundidad, vamos con algunas nociones.

Acabado nitro guitarra
Acabado en Nitrocelulosa o laca-nitro. ¿Qué es y cómo afecta a mi guitarra?

¿Para qué sirve el acabado en las guitarras?

El acabado (de ahí su nombre) suele ser la última parte del proceso de fabricación de una guitarra e incluye la pintura y los barnices. Básicamente se pueden clasificar en dos tipos: los que contienen solventes y los que contienen revestimientos de curado químico que normalmente mezclan dos componentes directamente antes del procesado. 

En el primer grupo se incluye la goma laca y nitrocelulosa y que tienen la particularidad de que los solventes se evaporan dejando una capa de laca fina. Esta es su principal ventaja y desventaja (de la que hablaremos más tarde) ya que al ser una capa muy delgada, por un lado deja transpirar y vibrar mejor a la madera (lo que resulta en mejor sonido) pero por otro tiende a agrietarse con mucha facilidad. 

El segundo grupo, el que incluye revestimientos de poliéster, se secan cuando se aplican, y necesitan menos capas. Esto también supone su mayor ventaja y desventaja, ya que duran mucho más, protegiendo bien la madera, pero muchos expertos aseguran que lo hace a costa de apagar la vibración, lo que resulta en un sonido más pobre. 

Y es que la principal razón por la que se aplica el acabado es para proteger a la madera de la humedad, polvo y daños por rozaduras, golpes, etc. Otra razón es hacer que la madera y la pintura aplicada luzcan bien, dándole un aspecto más hermoso.

La nitrocelulosa se compone de sustancias de origen vegetal y la combinación de ácido nítrico y sulfúrico.

Breve historia de los acabados para guitarra

La historia de la laca-nitro nace de la mano nada menos que de la automoción. Concretamente durante los años 20, cuando DuPont desarrolla la pintura nitro o lacado en nitrocelulosa y que empezarían a usar muy pronto las fábricas de guitarras. 

Como no, Fender, fue una de las fábricas de instrumentos pioneras en la incorporación de este tipo de acabado a su cadena industrial, lo que le permitió entre otras cosas comercializar nuevos tipos de colores nunca vistos. Como curiosidad podemos destacar que entre las décadas de los 50 y los 60 muchas guitarras Fender llevaban los mismos colores que los que llevaban coches míticos de la época como Chevrolets, Corvettes o Cadillacs.

No obstante, otra de las desventajas de la laca-nitro es que es costosa ya que, al ser tan fina requiere varias capas. Esto condujo a desarrollar acabados basados en poliéster y poliuretano, que se pueden procesar más rápido y, sobre todo, no generan tantos residuos tóxicos como la nitrocelulosa, siendo mucho más amable con el medio ambiente. 

Ahora hablaremos de las diferencias entre ambos así como de sus ventajas y desventajas. 

La principal ventaja de la laca-nitro es permitir mayor vibración de la madera.

Ventajas y desventajas

Como ya hemos visto, la principal ventaja de la nitrocelulosa es su grosor. Al ser tan fino deja que la madera respire y le permite una mejor vibración. Como los disolventes de este tipo de laca se van evaporando con el tiempo, el recubrimiento se va haciendo más fino con los años y, por tanto, permite mayor vibración a la madera, repercutiendo a su vez en un mejor sonido. Además, es un acabado muy brillante que le da un aspecto muy bonito al color aplicado en el instrumento. 

Entre sus principales desventajas está la contaminación que ya hemos nombrado, ya que el celuloide genera residuos tóxicos que pueden acabar en ríos por ejemplo, con el daño que eso produce al medio ambiente. Es por esto que las nuevas tecnologías de nitrocelulosa incorporan mejoras al respecto para evitar un impacto negativo en el entorno. 

Por último, está el tema de su durabilidad que, como ya hemos comentado, es mucho menor que la de otros acabados. De hecho es un recubrimiento que tiende a amarillear con el tiempo y, al ser tan fino (y con el tiempo cada vez más), se agrieta con mucha facilidad. Es por eso que es común ver guitarras vintage de los 60 o 70 llenas de marcas, grietas, etc. que le dan ese aspecto tan salvaje que ha acabado convirtiéndose en moda: el relic

Por su parte, el poliuretano se puede decir que es el acabado imperante en la práctica totalidad de las guitarras que se construyen a gran escala, reservando para las más caras el nitro. Esto es así porque es más económico en su producción, al necesitar menos capas, haciéndolos más sencillos y rápidos de aplicar. 

Al ser mucho más grueso que la nitrocelulosa, es también mucho más resistente, dándole además un aspecto aún más brillante.  Durante décadas. Y como ya habíamos mencionado, esta es su principal ventaja y desventaja al mismo tiempo. Por un lado, el grado de protección de la madera ante agentes externos o rozaduras es mayor, permitiendo que la guitarra luzca como nueva durante años. 

Pero por otro lado, al ser más grueso, muchos consideran que esto “mata” el sonido de la madera, al no poder vibrar con la facilidad que la nitrocelulosa permite. Hay que destacar igualmente que hay muchos otros que consideran que en realidad no afecta nada, pero desde nuestra experiencia sí que hemos notado que, por lo general, las guitarras con acabado en poliuretano suenan algo más apagadas. 

Las lacas más modernas evitan en gran medida la contaminación.

Conclusión

En resumen podríamos decir que el acabado en nitrocelulosa es, en principio, más recomendable si queremos sacar todo el potencial de nuestros instrumentos, ya que al ser tan fino permite una mayor vibración y, a mayor vibración, más volumen y mejor sonido. Y como ya hemos dicho, al ir evaporándose con los años, la capa es cada vez más fina y, por tanto, va mejorando el sonido.

Es por esto que es muy común encontrar acabados en nitrocelulosa para guitarras top end, ya que, en combinación con maderas sólidas seleccionadas, que también van mejorando su sonido con los años, hacen que estos instrumentos tengan un sonido sencillamente espectacular con el tiempo.  

Hay que destacar que el problema de los residuos tóxicos se ha ido solventando gracias a desarrollos industriales más respetuosos con el medio ambiente y que, por otro lado, el problema del agrietamiento ha acabado convirtiéndose en una moda (relic), desde nuestro punto de vista hace que el acabado en nitrocelulosa sea nuestra elección predilecta. 

Ahora, no creáis que por tener ese tipo de acabado directamente va a sonar mejor que una en poliuretano. De hecho, es un debate aún activo en el que muchos afirman que apenas se nota el efecto del acabado en la resonancia. Tanto es así que cuando los músicos encuentran las guitarras con nitro suenan mejor, puede deberse simplemente al hecho de que tienen mejores maderas, mientras que las guitarras más económicas con acabado en poliuretano suelen llevar peores maderas. 

Sea como sea, esperamos que este artículo os ayude a entender mejor en qué consisten estos tipos de acabado y su efecto sobre las guitarras.

Una Patrick James Eggle en acabado Dirty Lemon con nitrocelulosa.