Hola, usamos cookies. Si continúas navegando aceptas el uso de cookies.

Las mejores guitarras por menos de 1.000 euros de 2020

Publicado el

La situación a lo mejor te resulta familiar. Decidiste empezar con esto de la guitarra, pero como no tenías muy claro si ibas a seguir no querías gastarte un pastizal. Así que te compraste esa guitarra con nombre impronunciable hecha en China por menos de 150€. Pero claro, una vez se avanza y se empieza a educar el oído es cuando uno se da cuenta de que lo que tiene está muy limitado para seguir avanzando. Es hora de pasar al siguiente nivel. 

¿Y qué significa exactamente pasar al siguiente nivel? Bueno, en resumidas cuentas hacerte con un mejor instrumento sin que eso conlleve empeñar un riñón. Y lo que define un mejor instrumento es básicamente su construcción y los materiales empleados. Muchos pensarán que para eso hay que gastarse un dineral, pero nosotros pensamos que por 1.000 euros o menos, encontrarás instrumentos que se pueden considerar más que decentes. Algunos, incluso excelentes considerando el precio. 

Y esto es así principalmente por las dos razones que ya habíamos comentado. Por un lado hay que destacar que su construcción normalmente ya no se hace en China donde lamentablemente no siempre se lleva a cabo por luthiers profesionales, lo que implica una calidad de construcción menor. En esta gama de precios los fabricantes suelen delegar la construcción a fábricas de países como Indonesia o Corea, donde el nivel económico (y por tanto la exigencia de calidad) es mayor. 

Lo segundo es la calidad de los materiales. En este rango, es más fácil encontrar instrumentos que montan tapas sólidas, con maderas de mayor calidad, tanto por su procedencia como por su tratamiento. 

Así que, sin más dilación, pasemos a nuestras recomendaciones. 

Comenzamos con la marca japonesa Tokai. Quizás aún no sea muy conocida ya que su inversión en márketing es prácticamente nula. Pero estamos hablando de una marca que se ha encargado (y aún lo hace) de la producción de Gibson y Fender en Japón. Evidentemente, estas dos grandes marcas no confiarían la producción de sus preciadas guitarras a cualquiera. Y es que la marca destaca por emplear solo a maestros luthiers que tienen más que merecida la reputación de excelentes artesanos. 

Tokai Vintage AST88

Si lo tuyo es el sonido Stratocaster, esta AST88 colmará de seguro tus deseos. Cuerpo de aliso de solo dos piezas, mástil de arce y diapasón de palorrosa. Versatilidad y twang a precio de risa. 

Tokai intage ATE124b 

Una excelente guitarra tipo Telecaster, con un sonido punzante perfecto para el indie, el funk, country o rock. Cuerpo de fresno, mástil de arce canadiense y diapasón de palorrosa. Con un sonidazo y además es comodísima. 

Si consideramos a Fender y Gibson como los Beatles y Rolling Stones de las guitarras, entonces PRS sería algo así como unos Pink Floyd o Led Zeppelin. PRS se ha aupado al olimpo de los fabricantes de guitarras gracias a un preciosismo sin igual en la construcción de sus instrumentos. Sus modelos de gama media son, probablemente, de los mejores del mercado. 

PRS SE Custom 22 Stoptail Cherry Sunburst

Si no tienes aún claro qué estilo quieres tocar o simplemente te gusta todo tipo de música, lo mejor es que te vayas a algo versátil. La Custom 22 sigue la línea de las famosas Custom americanas, con amplios cutaway para llegar mejor a los trastes superiores, pastillas humbuckers muy equilibradas que permiten tocar desde blues hasta rock duro y, lo mejor: es muy cómoda y muy ligera.

PRS SE Santana

Otro modelo signature que no necesariamente se acerca al sonido del guitarrista mexicano. Al contrario, esta guitarra además de muy ligera y muy cómoda de tocar, tiene una cualidad muy neutra: unos limpios excelentes y una buena respuesta en distorsión sin llegar a ser excesiva. Perfecta si te gusta tocar un poco de todo. 

La marca neoyorquina es otra que prefiere invertir más dinero en mejorar sus productos que en hacer marketing. Y eso se nota cuando tocas una por primera vez. Una calidad de construcción fuera de toda duda que se nota a primera vista y que convence al primer rasgueo: sonido y comodidad por unos precios muy por debajo de lo que valen. 

D’Angelico Premier Brighton 

Construcción sólida con un elegante diseño de doble cutaway que proporciona un fácil acceso a los trastes más altos y peso ligero, las guitarras Brighton se pueden considerar como de las más cómodas que existen para tocar.  A esto hay que añadir un gran sonido gracias a sus pastillas humbucker Seymor Duncan que, junto a su cuerpo de madera de tilo proporcionan una tonalidad suave y pulcra, con gran resonancia

Una compañía nacida en Alemania que durante los 60 se convirtió en una de las más reverenciadas del panorama musical, entre otros, por gigantes de la música como Lennon y McCartney o los Rolling Stones. Después de su refundación de manos de la compañía Warwick, Framus se ha caracterizado por ofrecer instrumentos de muy buena calidad a precios asequibles. 

Framus D Series Diablo Progressive

Su nombre ya te lo indica, pero si no lo ves claro, las especificaciones puede que sí: cuerpo sólido de caoba y tapa Lamina Poplar Burl, Pastillas humbucker Seymor Duncan y puente flotante. La guitarra perfecta si quieres hacer progresivo. 

Framus Idolmaker

Una guitarra con una forma atrevida, para aquellos que no se contentan con las formas típicas. Pero más allá de la estética, estamos hablando de una guitarra con indudable calidad, gracias a su construcción sólida y sus componentes de alta calidad. De hecho, estamos hablando de una tapa sólida de arce AAAA por menos de 1000 euros. ¡Ni te lo pienses!

La marca canadiense se ha hecho famosa principalmente por sus excelentes guitarras clásicas que se pueden ver en prácticamente los escenarios de medio mundo, usadas y veneradas por profesionales de todo el planeta. Además de estas guitarras tan icónicas, Godin también fabrica excelentes guitarras eléctricas, todas hechas en Cánada. 

Godin Session LTD

La más cara de la lista, pero esto es lo mínimo que se puede cobrar por una guitarra sólida hecha en Canadá. Un sonido muy versátil gracias a sus dos pastillas de bobina simple marca Godin y su excelente humbucker en el puente de la marca Seymor Duncan. Otras marcas te cobrarían más de 2.000 euros por lo mismo. 

Únete a nuestro newsletter

Descuentos exclusivos para nuestros suscriptores